La impresión 3D, para bien y para mal

ENDAS-Servicios-Informáticos-Albacete-Logo

legal

@ 2016 ENDAS Consulting

blog y actualidad ENDAS

impresión 3D, para bien y para mal

 

El campo de la impresión 3D avanza a un ritmo frenético y cada día aparecen nuevos usos y nuevos materiales con los que construir más y más objetos.
Se denomina “impresión” 3D porque el mecanismo es similar a la impresión tradicional, solo que en lugar de imprimir tinta sobre papel se imprime algún tipo de material líquido sobre sí mismo, hasta llegar a construir una estructura sólida.
Afortunadamente, el campo que nos abre esta tecnología puede servir para mejorar multitud de aspectos, pero también hay que prestar especial atención a los vacíos legales y malos usos que se pueda hacer de la impresión 3D.
Hoy os queremos traer dos ejemplos de cosas fabricadas mediante la impresión 3D que reflejan las dos vertientes:
Armas de fuego. Un ciudadano japonés fue detenido en mayo por poseer armas de fuego totalmente funcionales fabricadas con una impresora 3D. Tenía 5 en total, de las cuales 2 tienen la capacidad de disparar proyectiles letales.
Un caso parecido ocurrió el año pasado en Texas, donde hace unos meses la policía intervino planos de armas fabricadas con impresoras 3D. El gobierno de EEUU se vio obligado a cambiar las leyes para regular el uso de armas sin materiales metálicos.
Casas. Una impresora de gran tamaño ha sido capaz de fabricar 10 casas en solo 24 horas. Esto ha ocurrido en China, donde por unos 4000€ podéis disponer de una casa de 200 metros cuadrados fabricada con una mezcla de cemento y fibra de cristal, material que las hace más resistentes y ecológicas.

Más ejemplos de objetos fabricados mediante impresión 3D son: partes y órganos de un cuerpo humano, zapatos y prendas de vestir, cámaras de fotos, repuestos de automóvil, instrumentos musicales, incluso comida.

impresion_3dimpresion_3dimpresion_3dimpresion_3dimpresion_3dimpresion_3dimpresion_3dimpresion_3d

Materiales

Los materiales más comunes empleados en la impresión 3D son plásticos, metales, cerámica, arena, vidrio, madera …
En cuanto a las impresoras, las hay desde tipo doméstico por menos de 1000 euros hasta profesionales de gran tamaño por valor de cientos de miles de euros. Para todos los gustos

La impresión 3D puede suponer una nueva revolución a nivel industrial y de consumo, abaratando costes y cambiando el panorama de producción mundial actual. ¿Y si las cosas baratas ya no se fabricaran solamente en países como China, con costes de personal mucho más económicos que en otras zonas? ¿Y si aumentamos la calidad de los productos con un coste extremadamente inferior? Debemos estar alerta ante este nuevo escenario

 

Facebooktwitterlinkedin

Suscríbete a nuestro BLOG
y mantente informado de las últimas noticias tecnológicas y del mundo de las TIC


Nombre (obligatorio)


Correo electrónico (obligatorio)



Confirmando esta suscripción acepta nuestra política de privacidad